Saltar al contenido
alimentacionparabebes.com

Vitaminas para Bebés

Parte importante para el crecimiento de un bebé son las vitaminas que este debe adquirir durante sus primeros años de vida. Estas mismas, suelen estar incorporadas en la comida del bebé, siendo considerada una alimentación infantil exitosa si la comida proporciona todas estas vitaminas que tanto pudiese necesitar.

Sin embargo, pese a lo antes comentado, es posible que la ingesta de alimentos por sí misma no le de los nutrientes necesarios al bebé para su óptimo desarrollo, siendo este el lugar en donde entran las vitaminas para bebés que se pueden conseguir en la farmacia. Con esto en mente cabe preguntarse, ¿qué es lo que hacen las vitaminas de bebés realmente? ¿Son tan necesarias como realmente se cree?

Para qué sirven las vitaminas en los bebés

El fin principal de las vitaminas para los bebés no es otro más que el proporcionar todos los nutrientes necesarios al cuerpo del infante para que crezca correctamente. Siendo así, se puede entender que los suplementos vitamínicos tienen la facultad de brindar esas vitaminas que les faltan a los bebés para que estos puedan seguir con un desarrollo correcto y adecuado a su edad.

Como dato curioso, vale mencionar que la palabra “vitamina” proviene de las palabras “vita” que significa vida en latín y de “amina”, que hace alusión a compuestos químicos en particular.

Las vitaminas en los bebés ayudan a catalizar los procesos fisiológicos tanto de forma directa como indirecta, encontrando así que una gran falta de vitaminas en un recién nacido puede desembocar en enfermedades concretas tales como:

  • Escorbuto, en dado caso de que al bebé le falten altas cantidades de vitamina C.
  • Hemorragias de todo tipo, generalmente producidas por la falta de vitamina K.
  • Raquitismo, causado generalmente por la falta de vitamina D en el cuerpo del bebé.

Peligro de abusar de las vitaminas en los bebés

Los bebés están en la capacidad de obtener todas las vitaminas que necesitan de la leche materna (si es que tienen entre 0 y 6 meses de edad) o de la alimentación balanceada que deberían estar teniendo entre sus primeros años de vida. Por tal motivo, solamente se les deben dar vitaminas a los bebés si el pediatra o el especialista que ha visto el estado de salud del infante lo ha determinado.

Abusar de la ingesta de vitaminas en un bebé podría desencadenar una acumulación de estas en su organismo, lo que al final sería sumamente tóxico y nocivo para su salud. ¡Mucho cuidado con las vitaminas para bebés de 1 año o menos!

¿Qué vitaminas se le dan a los bebés?

  • Vitamina K, misma que sirve para mejorar sus defensas y para prevenir que se desarrollen enfermedades hemorrágicas del recién nacido.
  • Vitamina D, la cual ayuda a regular de forma más eficiente el calcio y el fosfato a nivel renal, además de promover la absorción de otros nutrientes dentro del cuerpo. Esta clase de vitamina en particular se suele suministrar al bebé cuando este tiene una inadecuada exposición a la luz solar o si su madre es vegetariana estricta.
  • Vitamina B12, la cual participa en la multiplicación de glóbulos rojos en la sangre, además de incentivar el desarrollo del sistema nervioso.
  • Vitamina A o betacaroteno, el cual ayuda a la formación de los dientes del bebé además de hacer mucho más fuerte el sistema inmunológico y la visión.
  • Vitamina C, la cual tiene como principal objetivo la protección de la piel, manteniendo todos los ligamentos en las mejores condiciones posibles además de fortalecer las defensas en términos generales.
  • Vitamina E, muy importante para el desarrollo del cerebro del bebé, ya que esta vitamina actúa como antioxidante e interviene en la formación de glóbulos rojos y blancos.

Vitaminas para bebés que no quieren comer

Generalmente no se suelen recetar complementos vitamínicos para bebés que no quieren comer, aunque en la mayoría de los casos en los que esto ocurre, las vitaminas que suelen recetar son aquellas que pertenecen al complejo B, ya que estas actúan como un estimulante inmediato para el apetito.

No obstante, antes de que decidas dar vitamina B a un bebé porque este no come, opta primero por aplicar los siguientes consejos para que el bebé ingiera alimento:

  1. Dar de comer alimentos que al bebé le agraden y que, al mismo tiempo, no sean muy dañinos para su cuerpo. Si tu bebé no tiene esta clase de gustos todavía, entonces dale de comer de todo un poco y constata qué es lo que realmente le gusta, siempre y cuando esté en la edad de comer de todo por supuesto (lo cuál suele ser a partir de los 9 meses de edad).
  2. Crear un ambiente agradable para la alimentación del bebé, pudiendo comer en compañía de estos o prendiendo la TV para que este se distraiga.
  3. Respetar el horario de las comidas del bebé, dándole siempre de comer cuando tenga hambre y evitando los llamados piqueteos entre comidas.
  4. Limita la cantidad de agua o pan que se le da al bebé al momento de comer.
  5. Elogiar la conducta que toma el bebé cuando está comiendo.

Si todos estos consejos ya los has intentado sin mucho éxito, entonces acude ante un pediatra o profesional para determinar qué tipo de vitamina se le puede suministrar, aunque lo más probable en estos casos es que el pediatra opte por complementar su alimentación con leches formuladas para bebés.

Vitaminas para bebés prematuros

Cuando los bebés nacen de forma prematura, lo que se busca es fomentar el rápido desarrollo para evitar la mayor cantidad de problemas posibles en la salud del bebé. Por este motivo es que los bebés prematuros suelen tomar complementos vitamínicos a base de vitamina A, C y D, además de incluir ácido fólico y hierro para fomentar más aún su correcto desarrollo.

La salud de un bebé prematuro es un poco más delicada (generalmente) que la salud de un bebé que estuvo el tiempo reglamentario en el vientre materno. Por consiguiente, se debe prestar mucha más atención a la alimentación de estos bebés para así asegurar que crecerán sanos y fuertes. ¿Qué te parece todo esto?