Saltar al contenido
alimentacionparabebes.com

Purés para Bebés

Los purés para bebés son de las primeras comidas que se le deben dar al recién nacido para que empiece su alimentación ajena a la leche materna. Dichos purés, deben incluir los componentes necesarios para brindar y complementar la alimentación del niño, a la par de que también deben tener sabores variados para que el bebé pueda empezar a diferenciar y reconocer sabores y texturas en su boca.

Por todo lo anterior dicho y más es que resulta tan importante el puré para los bebés, encontrando que esta clase de alimentos tiene mucho más para ofrecer de lo que uno puede imaginar.

¿Cuándo empezar con los purés en bebés?

La ingesta de puré por parte del bebé debe empezar después de que el pequeño haya cumplido más de los 6 meses de edad. Antes de eso, la única alimentación que se recomienda sería la leche materna o la leche formulada, dependiendo de qué es lo que el pediatra o especialista te comente con relación a la alimentación del bebé.

Una vez que el bebé tenga los 6 meses de edad o más, podrás empezar a darle purés o papillas de cereales, encontrando con esto que el puré de arroz es el más común con el cual se alimenta a los más pequeños de la casa.

Cuando el bebé se acostumbre a la textura del puré de cereales, podrás empezar a probar con la ingesta de purés de frutas y vegetales, pudiendo también incorporar purés de legumbres como las lentejas para ir probando qué le gusta y que no a ese bebé en pleno crecimiento.

Cómo preparar purés para bebés

Preparar purés para bebés es algo realmente sencillo una vez conoces las mejores recetas de purés para bebés. Sin embargo, ante de pasar a las mismas es prudente mencionar ciertas consideraciones previas al momento de darle de comer estas papillas al pequeño de la casa:

  1. Si vas a darle puré por primera vez a un bebé, entonces procura que este tenga un solo sabor o que esté compuesto de un solo ingredientes base. De esta manera podrás dejar que las inexpertas papilas gustativas del bebé puedan empezar a aprender sobre los sabores.
  2. El primer puré que realices debe ser lo más claro y homogéneo posible, ya que el bebé (de tener aproximadamente 6 o 8 meses), estará empezando a masticar sus alimentos, razón por la cual el primer reflejo del infante será tragar sin masticar. ¡Hazle el trabajo más fácil con un puré bastante líquido!
  3. Trata de servir el puré para bebés en cantidades pequeñas, pudiendo poner un poco más en el plato en dado caso de que quede con hambre. Del mismo modo, procura alimentar al bebé con cucharillas pequeñas y acorde al tamaño de su boca.
  4. Al empezar a dar de comer puré al bebé, lo más recomendable es que primero le des de su biberón o del pecho, para luego proceder a dar un par de cucharadas de este alimento sólido que complementarán su alimentación.

Las mejores recetas de purés para bebés

1.- Puré de Calabacín y Patatas: Este puré en particular tiene altas cantidades de fibra, vitaminas, agua y minerales que le pueden ser de mucha utilidad al bebé en el proceso de crecimiento, siendo los ingredientes claves que necesitarás para preparar este puré los siguientes:

  • Media cebolla.
  • Dos tazas de caldo de verduras o agua.
  • Dos patatas.
  • Un calabacín.

En el caldo de verduras o agua tendrás que poner a hervir el calabacín troceado y con la cáscara preferiblemente, siendo necesario agregar también las patatas debidamente peladas y cortadas para su cocción, cosa que también aplica para la media cebolla que agregarás. Una vez que todas las verduras estén blandas, se tendrá que licuar todo hasta conseguir una masa espesa y homogénea. Luego solo queda servir al pequeño para que pruebe.

2.- Puré de zanahoria y pollo: Este puré para bebés es recomendable para infantes hasta los 9 meses de edad, siendo necesario los siguientes ingredientes para su elaboración:

  • Perejil picado.
  • Aceite de oliva.
  • La mitad de una cebolla.
  • Una pechuga de pollo.
  • 250 gramos de patatas.
  • 500 gramos de zanahoria.

Pon a hervir el pollo previamente troceado para que pueda soltar mucho más sabor en el agua. Acto seguido, pela y corta las zanahorias, la cebolla y las patatas en piezas iguales para que puedas agregarlas al hervido junto al pollo.

Cuando las verduras estén blandas, cuélalas y bátelas en conjunto a un pequeño chorro de aceite de oliva y a un poco de perejil picado, pudiendo agregar también un poquito de sal para darle más sabor. Licúa hasta que todo esté bien integrado en forma de puré y sirve por encima el pollo desmenuzado y hervido para dárselo al bebé una vez se enfríe.

3.- Puré multi-frutas: El puré de frutas es un complemento ideal para cualquier bebé mayor a los 9 meses de edad, ya que su sabor dulce le agradará sí o sí al pequeño mientras recibe una buena dosis de vitaminas y minerales necesarios para su desarrollo. En este caso, se propone un puré de frutas que consta de los siguientes ingredientes:

  • Una naranja.
  • Un plátano.
  • Una manzana.
  • Una pera.

Lo primero que tendrás que hacer para preparar correctamente esta receta es lavar, pelar y cortar todas las frutas, colocando a hervir tanto la pera como la manzana en agua. Cuando se ablanden las dos frutas, mezcla en una licuadora con el plátano y el jugo de la naranja, pudiendo agregar un poco de agua del hervido para que pueda agarrar una consistencia mucho más adecuada. ¡Ahora solo resta servir y comer!

Sabiendo ya cómo preparar purés para bebés y qué tienes que tener en cuenta al momento de hacer estas o cualquier otra receta, no hay nada más que agregar al tópico en cuestión salvo, quizás, que optes siempre por los ingredientes más naturales y la mejor disposición para alimentar al bebé a tu cuidado. ¿Ya sabes cuál puré para bebés le prepararás a tu pequeño para que empiece a consumir sólidos?