Saltar al contenido
alimentacionparabebes.com

Leche para Bebés

El alimento principal con el cual el bebé empieza a adquirir nutrientes para su subsistencia es la leche materna. Esta misma, tiene como responsabilidad nutrir al infante desde su mes 0 hasta sus 6 meses de vida, convirtiéndose así en el propulsor del desarrollo óptimo del cuerpo del pequeño en crecimiento.

Es por lo antes dicho que resulta muy importante todo lo que se relaciona a la leche para bebés, incluyendo desde la leche materna hasta la leche formulada que está tan de moda actualmente.

Tipos de leche para bebés

Principalmente, para los bebés existen dos tipos de leches que pueden consumir. La primera de esta (y la más importante) es la leche materna, misma que produce la madre para alimentar a su pequeño durante los primeros años de vida del bebé. El otro tipo de leche para bebés es la llamada leche de fórmula, siendo este un suplemento alimenticio pensado para complementar o sustituir la leche materna (dependiendo del caso).

Ahora bien, en vista de que la leche formulada tiene que ser muy específica (según el caso particular en el cual el bebé tenga que consumirla), no es extraño encontrar diferentes tipos de leches de fórmula para bebés, siendo los más comunes los que se listan a continuación:

  • Fórmulas para bebés especializadas: Esta clase de leche formulada para bebé suele ser recetada por el pediatra que siga el crecimiento del infante, siendo generalmente recetada cuando el niño es prematuro o si tiene muy bajo peso o tamaño.
  • Leche de Inicio o leche tipo 1: Esta leche está pensada para sustituir completamente la leche materna, siendo especialmente recetada para niños entre los 0 y los 6 meses de edad.
  • Leche de continuación o leche tipo 2: A diferencia de la leche tipo 1, esta se centra en complementar la ingesta de leche materna, aportando el 50% de los nutrientes que necesita un bebé hasta los 3 años de edad aproximadamente.
  • Leche de crecimiento o leche tipo 3: Suelen ser un sustituto de la leche tipo 2, siendo comúnmente dadas a los bebés cuando estos ya superan el año de edad.

Como otra subcategoría, también podrás encontrar los siguientes tipos de leche para bebés:

  • Leche de vaca, siendo recomendado dar al bebé siempre y cuando cumpla con las dosis de hierro que el bebé necesita.
  • Leche hidrolizada, la cual es un tipo de leche en donde las proteínas se descomponen en pequeñas partes para que el bebé pueda asimilar de mejor forma dichos nutrientes.
  • Leche de soya, siendo esta la alternativa más común a la leche de vaca y, como su nombre lo indica, se compone de soya. ¡Es un tipo de leche para bebé recomendada para casos de galactosemia!

Con todo y esto, quedarían por mencionar la leche sin lactosa, la leche especial para bebés prematuros, la leche con fórmulas hipoalergénicas y demás clases de leches que podrás encontrar en el mercado, aunque ya con esto se tiene una idea más que clara sobre cuáles tipos de leches para bebés puedes encontrar hoy día.

¿Qué requisitos debe cumplir la leche de bebé?

En vista de que hay tantos tipos de leches que se le pueden dar a un bebé, es comprensible que exista confusión sobre qué requisitos deben cumplir estas para dárselas al niño. Sin embargo, en realidad el único requisito que debe cumplir la leche para bebé es que la misma pueda nutrir satisfactoriamente al infante durante sus primeros años de vida, promoviendo la buena salud y su óptima formación.

Es por lo antes comentado que se hace necesario contar con el asesoramiento de un pediatra para elegir el mejor tipo de leche de bebé que se le puede dar al niño en cuestión, ya que de esta forma sabrás con mayor propiedad si la leche para bebés es la adecuada. ¡Recuerda que la nutrición del bebé es lo que se busca con la alimentación a base de leche!

Leche materna contra la leche formulada

Pese a que en el mercado existen toda clase de leches formuladas para bebés, lo cierto aquí es que siempre será más que recomendable darle la leche materna al niño, ya que es esta leche la que tiene todos los nutrientes exactos que necesita el pequeño para su desarrollo.

Por supuesto, hay casos en donde la madre no puede producir la suficiente leche materna, dando lugar al uso de la leche formulada para bebé que se debe suministrar con el previo asesoramiento pediátrico. De hecho, es posible que se dé el caso en el que se le tengan que dar de los dos tipos de leches al bebé para su óptimo crecimiento, siendo responsabilidad de los padres el seguir las indicaciones pediátricas sobre cuánta proporción de leche materna y leche formulada dar por día al pequeño.

Cómo elegir la leche para bebés

Para elegir la leche para bebés ideal, primeramente se deben evaluar las condiciones nutricionales del infante, siendo necesario luego de esto constatar la condición de la madre y su producción de leche materna. Hecho esto, el especialista podrá indicar qué tipo de leche le conviene más tomar al pequeño, haciendo mucho más sencillo el elegir la leche para bebés perfecta.

Dicho lo anterior, vale recalcar que cada bebé es diferente entre sí y, pese a que todos requieren los mismos nutrientes para crecer sanamente, no todos requieren de la misma cantidad de los mismos, por lo que se reitera el acompañamiento pediátrico para determinar cuál tipo de leche para bebés es la mejor.

Preguntas frecuentes sobre la leche para bebés

¿Es mejor la leche formulada en polvo o líquida?

Los especialistas recomiendan que para los primeros meses de vida, si es necesario utilizar leche formulada, entonces la leche líquida es la mejor alternativa.

¿Hasta cuándo se debe dejar de alimentar al bebé con leche de fórmula?

Si se ha seguido un correcto uso de la leche formulada en el bebé, entonces las mismas se deberían dejar de proporcionar al infante cuando este cumpla los tres años de edad.

¿Debo ir al pediatra para que me asesore sobre cómo alimentar al bebé?

Absolutamente sí. La alimentación infantil debe ser especializada y acorde a las condiciones físicas del pequeño que tienes entre brazos, siendo necesario que un pediatra o especialista lo inspeccione para que se pueda proporcionar la mejor alimentación posible.

Dicho todo esto ahora, ¿ya sabes cuál leche para bebés te conviene más?